Free Tours en Dublín

¿Sabías que en Dublín está la escultura más grande del mundo? ¿O que entre sus calles puedes encontrar los restos de un poblado vikingo? Estas y otras muchas curiosidades son uno de los motivos por los que deberíais reservar uno de los Free Tours en Dublín y excursiones en español que os mostramos a continuación.

 

Free Tour Dublín imprescindible

El recorrido comienza junto a la estatua de Molly Malone, la popular vendedora de mejillones y berberechos cuya trágica historia se convirtió en el himno no oficial de la capital irlandesa. Es un lugar céntrico desde el que se tiene fácil acceso a los dos templos cristianos más importantes de Dublín: la Catedral de la Santísima Trinidad, que todavía conserva una de las campanas originales del siglo XI, y Catedral de San Patricio, construida, según cuenta la tradición, junto al pozo en el que el santo bautizaba a quienes se convertían al cristianismo.

En el trayecto del Free Tour Dublín Imprescindible, no podía faltar en la visita el Castillo de Dublín, testigo del devenir de la ciudad desde que fuera construido en el siglo XII y reconstruido con menos aspecto de fortaleza tras el incendio del siglo XVII. Y entre mitos y leyendas el recorrido atravesará el emblemático Temple Bar, un animado barrio de calles peatonales repleto de pubs, restaurantes y tiendas curiosas en el que se ubica el hotel propiedad del grupo U2: The Clarence. Este pintoresco barrio es una estupenda opción para probar el típico  fish and chips después de la visita.

Free Tour Leyendas y misterios de Dublín

A los irlandeses les encantan las leyendas y una parte importante de la historia del país se construye sobre mitos y relatos misteriosos que hablan sobre brujas, fantasmas y cruentos episodios. Adentraos en los rincones más oscuros del pasado de la ciudad con el Free Tour Leyendas y misterios de Dublín. 

Molly Malone y su triste historia marcarán el comienzo de este recorrido. Junto a la estatua de la pescadera más conocida del mundo os iréis sumergiendo en ese halo de leyenda que se extiende por toda la ciudad. Desde los misteriosos escalones de la muralla medieval, pasando por los fenómenos sobrenaturales del Teatro Olimpia o los sangrientos crímenes de la asesina en serie Darkey Kelly, acusada de brujería y ejecutada en la actual Baggot Street, no hay rincón de esta ciudad en el que no esté impregnado por alguna de estas historias curiosas.

Hasta el mismísimo espíritu de Jonathan Swift, autor de Los viajes de Gulliver, deambula todavía por la Catedral de San Patricio, de la que fue deán en el siglo XVIII y en la que están enterrados sus restos junto a su amada Stella. El free tour de Dublín tampoco pasa por alto los curiosos restos momificados que se conservan en la Catedral de la Santísima Trinidad y expuestos en una vitrina o las inquietantes iglesias y monumentos que inspiraron a Bram Stroker los escenarios de Drácula. La visita termina en el pub más antiguo de todo Dublín, The Brazen Head, que con sus ocho siglos de historia tampoco está exento de intrigas y leyendas.

Free Tour Norte de Dublín

La ribera norte del río Liffey y la parte alta de la ciudad de Dublín, son lugares poco frecuentados por los turistas. Es solo una cuestión de modas, ya que el Free Tour Norte de Dublín demuestra que en el área septentrional de la capital irlandesa también hay mucho por descubrir.

Este apasionante viaje en el tiempo comienza en la mítica estatua de la pescadera Molly Malone, cuya leyenda es conocida en todos los rincones del país. Su vida, la real o la ficticia, recuerdan una parte importante de la historia de la ciudad, del mismo modo que lo hacen las calles en las que se produjo el Alzamiento de Pascua de 1916, origen del Sentimiento Nacionalista y del Ejército Republicano Irlandés (IRA). La parada en la emblemática Oficina Central de Correos, en cuyas puertas se proclamó la República, marcará el avance de la ruta hacia otras cuestiones de interés de la ciudad: su importancia portuaria.

Muy cerca del Banco de Irlanda, la institución financiera más representativa del país, se encuentra Custom House, la oficina de aduanas, un imponente edificio del siglo XVIII que pone de manifiesto la importante actividad comercial de esta zona de la ciudad. No en vano, en este entorno se erigirían, ya en el siglo XX, los Sillicon Docks, área financiera en la que muchas empresas multinacionales como Google han establecido su sede europea.

Pero los muelles también son sinónimo de La Gran Hambruna que asoló al país entre 1845 y 1849 y de los miles de personas que se vieron forzadas a emigrar a Estados Unidos. Entre sus modernos edificios de oficinas encontraréis un homenaje a todos los fallecidos en una de las épocas más dramáticas de la historia de Irlanda.