Qué ver y hacer en Edimburgo en 4 días

Si estás organizando un viaje a Escocia, seguro que te has planteado visitar Edimburgo. Una ciudad perfecta para diferentes tipos de viajeros y, por eso, a continuación, te vamos a mostrar que ver y hacer en Edimburgo en 4 días.

Se trata de una ciudad que es patrimonio de la Unesco desde el año 1995, y este nombramiento se debe a que tiene un centro histórico digno de visitar.

Para conocer a fondo la ciudad, te recomendamos reservar los mejores Free Tours de Edimburgo.

Además, la vida cultural y la vida nocturna de la ciudad son fantásticas. Veamos que hacer en Edimburgo y cuáles son los mejores sitios para visitar en la ciudad.

Que ver Edimburgo - Castillo

Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo es una de las visitas obligatorias en la ciudad. No puedes perdértelo y, además, te recomendamos que dediques varias horas de tu itinerario a este monumento. Situado en la colina de Castle Hill tiene unas vistas maravillosas del centro de la ciudad.

El castillo cuenta con un extenso recinto cuyos puntos de interés más importantes son el cañonazo de la una en punto, que ocurre todos los días a excepción de los domingos; la capilla de Santa Margarita, el edificio más antiguo de Edimburgo; el memorial nacional de la guerra de Escocia, en homenaje a los caídos durante la primera Guerra Mundial; y los Honores de Escocia.

Palacio de Holyrood

El Palacio de Holyroodhouse es la residencia de la Reina de Inglaterra a día de hoy en Escocia. En el pasado, los monarcas solían residir en el Castillo de Edimburgo, pero resultaba muy frío. Durante la visita al palacio podrás disfrutar de numerosas salas de ceremonia.

Presta atención a los muebles de la época, los tapices y los diferentes retratos reales que se reparten por todo el palacio. Sin duda, se trata de una visita ineludible si vas a visitar Edimburgo.

Royal Mile Edimburgo

Royal Mile, visita esencial en Edimurgo

Se trata de la calle más famosa, recorrida y fotografiada de Edimburgo. Tiene una longitud de 1814,2 metros y esta medida exacta es la que da origen a la tan conocida milla escocesa.

La Royal Mile de Edimburgo se encuentra dividida en seis zonas que pueden ser fácilmente diferenciadas. Te mencionamos cuáles son: Castlehill y Castle Esplanade, las zonas más cercanas al castillo; Lawnmarket, es la zona donde se encuentran la mayoría de las tiendas de regalos; High Street, donde se encuentra la Catedral de St. Giles; Canongate, una zona que te recomendamos visitar de día ya que de noche no tiene mucho movimiento; y, por último, Abbey Strand, un pequeño tramo donde se encuentra el Palacio de Holyroodhouse.

Princes Street Gardens

Estos jardines fueron creados en el año 1820 y actualmente dividen la Ciudad Vieja de la Ciudad Nueva. Se trata del parque urbano más importante de la ciudad de Edimburgo, y tiene unas dimensiones de más de 150 000 metros cuadrados.

Estos jardines se encuentran divididos en dos partes por The Mound, una colina artificial en la que se encuentra la Galería Nacional de Escocia y que separa ambas partes de la ciudad, como mencionamos.

Catedral de St. Giles

Se encuentra ubicada en la Royal Mile, entre el Castillo y el Palacio, y fue levantada sobre un antiguo santuario del siglo IX. Con el paso de los años, la catedral ha ido sufriendo cambios y remodelaciones, por lo que actualmente puedes disfrutar de diferentes estilos de las distintas épocas.

En el año 1385 la iglesia sufrió un incendio tras el que tuvo que ser reconstruida, esta vez con estilo gótico. Un detalle que resulta curioso es que, aunque debido a su tamaño y majestuosidad se conoce como la Catedral de Edimburgo, la realidad es que la iglesia no ostenta este título, ya que no cuenta con un obispo.

Calton Hill Edimburgo - Que hacer

Subir a Calton Hill

Calton Hill es una colina que te ofrece unas vistas maravillosas de la ciudad de Edimburgo, tanto de día como de noche. Situada al este de la Ciudad Nueva, cuenta con diferentes monumentos que hacen que esta colina reciba el nombre de “la Atenas del norte”.

En ella podrás disfrutar del Monumento Nacional, con un aire al estilo del Partenón de Grecia; el Observatorio de la ciudad y el Monumento a Nelson. Si puedes, haz coincidir tu visita con el día 30 de abril, ya que se celebra uno de los festivales más importantes de la ciudad en esta colina: el Festival del Fuego de Beltane.

Mary King’s Close, de lo mejor que hacer en Edimburgo

Durante los siglos XVI y XVII, en el inframundo de la ciudad de Edimburgo, las personas más pobres de la ciudad se mantenían con vida esperando que la peste o alguna persona con malas intenciones acabase con su sufrimiento.

Esta atracción turística, que se reabrió al público en el año 2003, trata de reflejar el sufrimiento de esa época, junto con la miseria y las enfermedades que abundaban. Si tienes problemas de claustrofobia o no te gustan los lugares muy oscuros, te aconsejamos que obvies esta visita.

Monumento a Scott

Este monumento de estilo gótico se levantó en el año 1846 como un homenaje al escritor escocés Sir Walter Scott. En su aguja gótica se encuentran plasmados los 64 personajes de todas las novelas que creó el autor.

El ennegrecimiento que ha sufrido el monumento con el paso de los años contrasta con la estatua de Sir Walter Scott hecha de mármol blanco, que fue colocada en la parte baja del monumento.

Royal Yatch Britannia

Se trata de una de las embarcaciones más insignes de todo el mundo, y durante cuatro décadas ha sido el buque oficial de la Casa Real Británica. Durante estos años, la familia real ha realizado oficialmente 968 viajes, ha visitado más de 600 puertos y más de 135 países.

Actualmente, la familia real ya no utiliza este yate para sus viajes, por lo que se encuentra en la ciudad de Edimburgo localizado como monumento turístico con visita guiada.

Georgian House

En el número siete de Charlotte Square, se encuentra una casa muy particular y gran ejemplo de cómo era el estilo de vida de los ciudadanos acomodados del New Town de Edimburgo. Fue construida en 1796 y ha sido reformada por el National Trust for Scotland con el fin de mostrar a los visitantes cómo eran la vida y las casas de la época en la Ciudad Nueva.

Aunque la Casa Georgiana cuenta con cinco plantas, solamente están abiertas a las visitas tres de ellas. Pero estamos seguros de que te encantará su decoración y el cuidado de todo lujo de detalles con que cuenta la casa.

Cámara Oscura

La Cámara Oscura fue diseñada en el año 1835 por Maria Theresa Short, y la instaló en un edificio que se encontraba en la colina Calton Hill. Más adelante, en 1892, el sociólogo Patrick Geddes compró una torre al lado del Castillo de Edimburgo, le cambió el nombre por Outlook Tower y se llevó allí la Cámara Oscura.

Se trata de un lugar muy divertido, ideal para los niños, con un sistema que proyecta la imagen de la ciudad utilizando una serie de espejos reflectores. Estos, sobre una superficie cóncava colocados en un cuarto oscuro en lo alto de una torre, producen una gran cantidad de efectos ópticos.

Water Leith Edimburgo

Dean Village

Se trata de un lugar muy especial y tranquilo, que se encuentra a pocas millas de la ciudad y que, sin ninguna duda, merece la pena visitar para disfrutar de su paz. Se trata de un lugar que fue muy próspero durante más de 800 años debido a sus fábricas pero que, tras 1960 se convirtió en un sitio decadente.

Sin embargo, unos años después, alguien se percató de que se trataba de un sitio ideal para ir a descansar del bullicio de la ciudad, y así surgió de nuevo Dean Village, una visita para dar un paseo que sin duda te recomendamos.

Water of Leith

Si quieres dar un paseo tranquilo a lo largo del río Water of Leith, no te puedes perder el paseo que recorre sus orillas. Este río, que tiene unos 35 kilómetros de longitud, es el más importante de Edimburgo y termina en el Puerto de Leith.

Sin embargo, aunque Water of Leith es el nombre del río, cuando hablamos de que es una visita importante nos referimos al paseo que recorre su orilla durante más de 15 kilómetros. Desde luego, un paseo que no te puedes perder si te gusta disfrutar de la naturaleza.

Cementerio de Geyfriars y monumento a Bobby

Entre los lugares que ver en Edimburgo en 4 días, el Cementerio de Geyfriars se ha vuelto una visita indiscutible dentro de la ciudad de Edimburgo debido a muchos motivos. Se encuentra en la Vieja Ciudad y, aunque te pueda parecer lúgubre visitar un cementerio, en este caso se trata de una visita muy inspiradora y de gran belleza.

Entre otras atracciones como los rincones relacionados con Harry Potter y el supuesto poltergeist llamado Mackenzie que habita en el cementerio, puedes encontrar el monumento a Bobby. Se trata de un monumento a un perro que, según se dice, veló la tumba de su amo durante años, hasta que él mismo falleció.

Scotch Whisky Experience

Si te gusta el whisky o, al menos, te interesa saber cómo se elabora, no te puedes perder la visita a este museo. Se trata de una experiencia en la que podrás aprender paso a paso cómo se crea el whisky. Además, de forma guiada podrás hacer una cata en la que te enseñarán cómo diferenciar los diferentes sabores. Sin duda, una visita obligada para los amantes del buen whisky.

Que hacer Edimburgo - Museo nacional

Museo Nacional de Escocia

Si te gusta la historia y quieres conocer la historia escocesa en un recorrido a través de las diferentes épocas, tienes que visitar el Museo Nacional. Se inauguró en el año 1998 y, desde entonces, ha sido visitado por millones de personas. Cuenta con más de 10 000 objetos y está dividido en diferentes zonas, segmentadas según la época que representan.

Estas diferentes zonas agrupan las exposiciones dedicadas a cada una de las épocas y son las siguientes: los primeros habitantes, mostrando cuál era el modo de vida de los escoceses prehistóricos; el Reino de Escocia, desde el año 900 hasta 1707; la transformación de Escocia, desde 1707 hasta el siglo XIX; Industria e Imperio; una nación en proceso de cambio, localizada en la sexta planta y donde los visitantes pueden ver la vida de diferentes personas tras la Primera Guerra Mundial.

Y, por último, la terraza, que se encuentran en la séptima planta. Y, aunque no muestra ninguna época de la historia escocesa, es un lugar fabuloso para hacer fotos de la ciudad.

Museo de los Escritores

Escocia valora a sus escritores locales tanto que ha creado un museo en honor a los tres escritores más ilustres del país. Se trata, cómo no, de Sir Walter Scott, Robert Louis Stevenson y Robert Burns.

En la preciosa mansión de Lady Stair, que fue construida en el año 1622, se encuentra este museo, donde se narran las historias de las vidas de estos tres escritores. Para ello, harás un recorrido entre sus manuscritos, libros y retratos. Además, cuenta con una gran cantidad de objetos personales de los tres.

Gilmerton Cove

En tu recorrido por Edimburgo en 4 días, una alternativa a realizar el recorrido de Mary King’s Close, es realizar una visita a Gilmerton Cove. En esta actividad podrás descender a las entrañas de la ciudad de Edimburgo, realizando un paseo por un misterioso conjunto de túneles. Durante la visita, podrás pasar por diferentes habitaciones cuyo origen no se encuentra aclarado todavía.

Jardin real Que ver edimburgo

Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico de Edimburgo fue construido en el año 1670 por dos médicos que se dedicaban al cultivo de plantas medicinales. Inicialmente se encontraba en la zona de Holyrood, pero finalmente en 1820 se trasladó a Inverleith, para alejarlo de la contaminación que producía la ciudad.

Se trata de uno de los lugares preferidos por los ciudadanos de Edimburgo para dar un paseo y, sin duda, estamos seguros de que tú también disfrutarás muchísimo de sus 28 hectáreas de terreno, con zonas dedicadas a los diferentes tipos de vegetación.

Esperamos que hayas tomado nota de estos monumentos y visitas obligadas para que sepas que ver y hacer en Edimburgo en 4 días de viaje.